¿EN QUÉ CONSISTE EL SANEAMIENTO POR EVICCIÓN?

Al producirse la venta de un inmueble, el adquirente tiene el derecho de exigir del transferente que le sanee su título a fin de que pueda gozar adecuadamente de la propiedad, posesión o uso del bien que ha adquirido.

En el artículo 1495° se indica aquello que el adquirente puede solicitar al transferente:

  • El valor del bien al momento de la evicción, teniendo en cuenta la finalidad para la que fue adquirido.
  • Los intereses legales desde que se produce la evicción.
  • Los frutos devengados por el bien durante el tiempo que lo poseyó de buen a fe o su valor, si fue obligado a devolverlos con el mismo bien.
  • Los tributos y gastos del contrato que hayan sido de cargo del adquirente.
  • Todas las mejoras hechas de buena fe por el adquirente, no abonadas por el vendedor.
  • La indemnización de daños y perjuicios, cuando el transferente incurrió en dolo o culpa al celebrar el contrato.

Leer más: ¿Qué es el USUFRUCTO (PERÚ)?

El código también señala las causas por las cuales se pierde el derecho de evicción, en su artículo 1500°.

  • Si no pidió y cuidó que se citara al transferente con la demanda del juicio de evicción.
  • Si se sometió la causa a arbitraje sin asentimiento del transferente y la perdió.
  • Si se transigió el juicio sin anuencia del transferente.
  • Si al celebrar el contrato conocía que el bien era litigioso o ajeno.
  • Por caducidad, siendo el plazo de ésta de un año a partir de la fecha en que no se produjo la evicción.

Leer más: Pasos para Independizar un inmueble

“Si bien el demandado, como vendedor del inmueble, se encuentra obligado al saneamiento por evicción, no es menos cierto que no existe resolución judicial ni administrativa firme que prive total o parcialmente al demandante de su derecho de propiedad ni mucho menos por razón de un derecho de un tercero, anterior a la transferencia. El hecho de no poder inscribir el derecho de propiedad por no estar independizado del inmueble no es un supuesto para el saneamiento por evicción”

¡Todavía no te vayas! Puede interesarte esto:

Comparte en tu redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *